Agencia Sana. El ministro de Exteriores, Walid al Moallem, afirmó en su palabra en el periodo 72 de la Asamblea General de Naciones Unidas que Siria está decidida más que nunca -gracias a los sacrificios de su Ejército y la firmeza de su pueblo- a erradicar el terrorismo de todo el territorio sirio.

Al Moallem señaló que la política del estado sirio se basó desde el inicio de la guerra en dos pilares principales que son la lucha contra el terrorismo, y el trabajo serio y continuo con el fin de alcanzar una solución política que detenga el derrame de sangre e instaure la estabilidad.

Todos deben saber que el terrorismo y la ideología extremista takfirí seguirán siendo un cáncer que se propaga por el cuerpo del mundo y una pesadilla para todos los pueblos, mientras que no haya una verdadera voluntad y un sincero deseo para combatirlo a través del trabajo y la colaboración conjunta, basada en el respeto a la soberanía de los estados, y renunciar a la ilusión de conseguir fines políticos empleando el terrorismo como instrumento para ello.

Al Moallem afirmó que el gobierno sirio trató desde el principio abiertamente y de forma positiva a cualquier iniciativa con el fin de detener la guerra, pero la insistencia de algunos países que apoyaron al terrorismo en seguir con su política hostil hacia Siria frustró estas iniciativas, y el gobierno sirio mostró una seriedad y un compromiso en cuanto a las conversaciones de Astaná y Ginebra, e hizo todo lo necesario para favorecer ambiente adecuado para su éxito.

Siria confirma su compromiso con el memorando de zonas de distensión, pero al mismo tiempo tiene el derecho de responder a cualquier violación de la otra parte, y subraya que estas zonas son una medida provisional y no es aceptable que constituyan una amenaza al principio de la unidad del territorio sirio de punta a punta.

El canciller sirio señaló que cualquier solución en Siria debe tener en cuenta los principios nacionales que forman una línea roja para todos los sirios y afirman que no hay lugar para el terrorismo en cualquier parte de Siria, y rechazan cualquier intervención extranjera en las resoluciones políticas relacionadas con el futuro de Siria.

En el mismo contexto, remarcó que Israel presentó todo tipo de apoyo a los grupos terroristas takfiríes, y bombardeó posiciones del Ejército sirio al servicio del proyecto terrorista, y este ilimitado apoyo israelí a los terroristas no es sorprendente, ya que el interés es uno y el objetivo es uno.

“Es una pura ilusión quien cree que la crisis siria puede desviarnos de nuestro derecho inalienable de recuperar al Golán sirio ocupado hasta la línea del 4 de junio de 1967”, dijo al Moallem, afirmado que la lucha contra el terrorismo no puede ser más que en coordinación con el gobierno sirio, y la presencia de cualquier fuerza extranjera en el territorio sirio sin la aprobación del gobierno sirio es una ocupación y agresión flagrante”.

El canciller sirio agregó que la denominada Coalición Internacional, liderada por EEUU, y creada desde hace tres años bajo el título de luchar contra los grupos terroristas como Daesh y otros, mató a inocentes sirios, la mayoría de mujeres y niños, más de lo que mataron lo terroristas y destruyó la infraestructura y las instituciones vitales construidas por los sirios, y utilizó bombas de fósforo y otras armas prohibidas a nivel mundial.

Al Moallem subrayó que Siria va con pasos firmes hacia erradicar el terrorismo, y la liberación de Alepo, Palmira, y romper del cerco contra Deir Ezzor, es una prueba de que la victoria final está cerca.

Anuncios