SOS Cristianos Siria. .- El Gobierno sirio ha reclamado ante la ONU que la “coalición ilegítima” liderada por Estados Unidos ponga fin a sus bombardeos y pague por la destrucción causada en las infraestructuras del país.

En una carta dirigida al secretario general y al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), la misión permanente de Siria ante el organismo internacional ha denunciado la destrucción del país y ha demandado el fin de los ataques aéreos de “la coalición internacional ilegitima” en territorio sirio.

Según reportan diferentes agencias, el Gobierno de Damasco desea que Estados Unidos y sus aliados paguen por la destrucción de la infraestructuras sirias y que carguen con la responsabilidad por bombardear “ilegítimamente” objetivos civiles.

La misiva expresa que la coalición “continúa cobrándose las vidas de cientos de inocentes civiles sirios” con sus ataques aéreos no autorizados por Damasco, y menciona, entre otros, el bombardeo del 27 de mayo que destruyó “completamente” muchos hogares y mató a varios civiles, “la mayoría de ellos niños”.

También hace referencia a las sanciones impuestas contra Siria por la comunidad internacional y señala: “los ataques de la denominada coalición internacional, junto con las medidas económicas ilegales, de carácter unilateral y coercitivo, impuestas a la República Árabe Siria por los Estados Unidos de América, la Unión Europea y otros Estados están entorpeciendo el mantenimiento de esas instalaciones, de gran valor económico, y amenazando las perspectivas de desarrollo y reconstrucción en la República Árabe Siria”.

El documento concluye manifestando que “el Gobierno insiste en que esos ataques deben cesar y en que los miembros de esta coalición ilegítima deben asumir la responsabilidad política y jurídica por la destrucción de infraestructuras en la República Árabe Siria, incluidas las indemnizaciones pertinentes”.

La carta, con fecha del 12 de julio, se ha difundido después de que la coalición internacional anunciara este viernes la demolición en varias partes de Siria de instalaciones de gas y petróleo, que según afirma pertenecían al Estado Islámico.

(Fuente: Agencias)

Anuncios