Fuente MiraJerez

“Tengo ganas de ponerte la cabeza en el bordillo y pisarla. Te rajaría”

Un jerezano de 18 años ha sido atendido en el Hospital tras ser agredido por un supuesto “grupo de izquierda radical” 

J.M.B., un joven de 18 años, ha sido agredido en la madrugada del sábado por un grupo de jóvenes en la calle Zaragoza, en Jerez de la Frontera. El joven tuvo que ser atendido en Urgencias del Hospital de Jerez, donde le han realizado un parte de lesiones que va a presentar en las próximas horas en la Comisaría de la Policía Nacional, donde va a efectuar la correspondiente denuncia por la agresión. En el parte se incluyen “las heridas en la cara, próximas al ojo izquierdo, y en el párpado del mismo lado”.

El joven, en declaraciones a MIRA Jerez, afirma que la agresión se ha producido “por causas ideológicas”, siempre según su versión. J.M.B. se encontraba en el exterior del local ‘La Librería Café y Copas’ charlando con sus amigos cuando se le acercó otro joven, de más edad que él, diciéndole: “Acompáñame que tengo que hablar contigo, soy el de Twitter”. Él lo acompañó hasta llegar a la esquina, a unos 10 metros de donde estaba con su grupo, y una vez allí llegó un amigo del otro, a quienes lo acompañaban además otros 4 ó 5 en la puerta del local, según apunta, de grupos supuestamente “antifascistas y redskins”. Según su versión, comenzaron a acusarlo de “nazi y de haber publicado cosas que no eran de su agrado en su cuenta personal de Twitter sobre patriotismo”.

Según relata, prosiguieron encarándose con él, “hasta llegar al punto en que es agredido con un golpe en la cara, lanzando las gafas al suelo de las cuales saltaron ambos cristales”. J.M.B., atónito por la situación, comenta que “le propinó dos patadas para alejarlo, y que funcionó previamente pues se frenó la posible reyerta”.  En ese momento -explica- regresó con su grupo de amigos para que algunos lo acompañaran a recuperar la montura y los cristales de las gafas.

Tras recoger la montura y un cristal, y cuando estaban buscando el segundo, apareció de nuevo el grupo de agresores, y el que lo agredió le empezó a decir: “Tengo ganas de ponerte la cabeza en el bordillo y pisarla. Te rajaría. No te quiero ver más por aquí. Como te vea de nuevo te llevas más. A ver si cambiamos la forma de pensar.”

J.M.B. afirma que en ese momento: “Mis amigos y yo en una clara desventaja numérica tuvimos que dejar de buscar los cristales e irnos del lugar de una vez por todas”, no pudiendo recuperar el segundo cristal.

El joven tuvo que ser atendido en Urgencias del Hospital de Jerez, donde le han realizado un parte de lesiones que va a presentar en las próximas horas en la Comisaría de la Policía Nacional, donde va a efectuar la correspondiente denuncia por la agresión. En el parte se incluyen las heridas en la cara, próximas al ojo izquierdo, y en el párpado del mismo lado.

Asegura sentirse “un poco abrumado por toda la situación, no se esperaba que esto le pudiera pasar por expresar comentarios sobre patriotismo o nacionalismo en las redes sociales”. De momento, según cuenta, se ha quedado sin gafas debido a que sin un cristal le es difícil utilizarlas: “Le ha puesto un vendaje al hueco sin cristal, son unas gafas de alta graduación, y el coste de la misma es elevado”.

Con tan sólo 18 años, J.M.B. se prepara en estos momentos para las pruebas de ingreso en el ejército, por las que está muy ilusionado y basa todos sus esfuerzos. En palabras para MIRA Jerez, preguntado por cómo va a llevar esta situación, el joven afirma que: “tengo que tener más cuidado, los que hablan de libertad de expresión son al final los que no la respetan”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios