La Flota Mediterránea de la Marina rusa ha crecido hasta los 15 barcos y buques de guerra, dijo el jueves el portavoz de la Flota del Mar Negro, Viacheslav Trujashev.

La noticia llega después de que se produjera un ataque ruso con misiles de crucero contra objetivos del EI cerca de Palmira.

Los ataques con misiles de crucero fueron lanzados desde el submarino Krasnodar y la fragata Almirante Essen desplegados en el Mediterráneo, según el Ministerio de Defensa ruso.

“En el Mar Mediterráneo, unos 15 buques de guerra y buques de apoyo de la Flota del Mar Negro realizan tareas como parte del despliegue permanente de la Marina”, dijo Trujachev.

En la actualidad, la flota rusa del Mar Negro está llevando a cabo ejercicios en el mar Mediterráneo y los ataques con misiles contra el EI también forman parte de las misiones de entrenamiento.

Anteriormente, la Marina de guerra rusa desplegada en el Mediterráneo llevó a cabo unas maniobras que simularon combates contra otros buques y unos ejercicios anti-submarinos.

Anuncios