Juba (Agencia Fides)- “Riek Machar es nuestro líder y comandante jefe, no enviaremos ningún delegado a Juba sin su orden”, ha afirmado Paul Gabriel, portavoz del Sudan People’s Liberation Movement-in-Opposition (SPLM-IO), como respuesta al anuncio realizado el 22 de mayo por el Presidente de Sudán del Sur Salva Kiir, de la instauración del alto el fuego unilateral y del inicio de un proceso de diálogo con todas las fuerzas rebeldes, pero con la condición de que el SPLM-IO no envíe a Machar a las negociaciones. Machar es el ex Vice Presidente del Sudán del Sur y el principal adversario de Kiir. Su exclusión en las negociaciones podría hacer morir todo antes de empezar.
Según el portavoz del SPLM-IO, el diálogo nacional es sólo un pretexto para aligerar la presión internacional sobre Juba mientras “en realidad las fuerzas del gobierno, continúan arrasando los recursos territoriales y matando a civiles”.
El aliado principal del Presidente Kiir, el jefe de Estado ugandés, Yoweri Kaguta Museveni, lo ha exhortado a no desperdiciar los votos obtenido en el 2011, recordando que la mayor parte de sus electores pertenecen a toda la sociedad de Sudán del Sur y no a una tribu concreta. La guerra civil que estalló en diciembre de 2013 ha tomado casi inmediatamente una dimensión étnica y tribal, como han denunciado muchas veces los obispos

Anuncios