Las Juventudes Socialistas de España (JSE) ha denunciado ante la Fiscalía el Cara al Sol en el funeral del exministro José Utrera Molina, fallecido este sábado 22 de Abril de 2017 en Nerja (Málaga) a los 91 años de edad

“…Desde JSE condenamos rotundamente este espectáculo de rememoración de la dictadura, la época más funesta de nuestra historia reciente”, ha señalado el secretario general de Juventudes de dicha organización de extrema izquierda, Nino Torre, quien ha reprochado al exministro Alberto Ruiz-Gallardón, yerno del fallecido, “…que se escude en que ya no está en política para no repudiar estos hechos…”

Respuesta de uno de los hijos de José Utrera Molina

“…Acabo de llamar a las juventudes socialista para cantarles el Cara al Sol, tras saber que han denunciado a la Fiscalía el funeral de mi padre por haberlo cantado en su despedida. Animo a todos los que queráis para que hagáis lo propio. Incluso me han dejado terminarlo. Es increíble…”, ha señalado en su cuenta de la red social Facebook Luis Felipe Utrera-Molina Gómez hijo del exministro Utrera Molina.

Apoyos en las redes sociales a José Utrera Molina

Por otro lado, muchos usuarios de las principales redes sociales han denunciado que es una pena que los hijos y nietos de aquellos que el exministro José Utrera Molina recibieron una vivienda digna y gratuita durante la época en la que Utrera Molina fue ministro de la Vivienda ahora reciba este tipo de ataques hasta en su propia despedida tras su fallecimiento. “De buen nacido es ser agradecido”, señalaba algún usuario en las redes sociales.

Otros usuarios de dichas redes sociales han señalado que “…el himno del “Cara al Sol” es un himno completamente legal de la formación política Falange Española de las JONS y que por lo tanto es completamente legal cantarlo allí donde uno crea oportuno ya que esta dentro de la legalidad…” Y que “…dicha formación política fue el primer partido en inscribirse como partido político en el sistema actual convirtiéndose en uno de los partidos más antiguos de la democracia en España…

Carta de despedida de uno de sus hijos

“…A mi padre, José Utrera Molina

Te has marchado en primavera. No podía ser de otra manera. Te has ido como soñaste: cara al sol, mirando al mar y sin cambiar de bandera. Has subido al cielo rodeado del cariño de todos tus hijos y de tu querida Lali, nuestra querida madre, tu novia eterna.

Nosotros te lo debemos todo. Nos diste la vida, nos transmitiste la fe y un amor apasionado a España. Pero sobre todo un ejemplo de honradez, de caballerosidad y de limpieza que constituye el mayor patrimonio de los que con tanto orgullo llevamos tu sangre y tu apellido.

Llegaste a la política para servir y empeñaste tu corazón, tu tiempo y tu energía en ayudar a los que más lo necesitaban. Jamás miraste el color de los demás y nos enseñaste que no hay que mirar el color de la bandera sino la medida del corazón.

Para ti, el poder era solo la oportunidad para hacer posible los sueños de muchos. Muchos recuerdan aún las noches en vela que pasaste con los afectados por las inundaciones de Sevilla que se quedaron sin hogar hasta que desde los despachos de Madrid se dieron cuenta que no ibas a cejar en tu empeño. Podrán quitar tu nombre de las calles pero jamás la gratitud de tantos miles de familias a las que procuraste una vivienda digna, escuelas para sus hijos, y tantas y tantas cosas que no cabrían en un libro.

Tú no lo sabías pero fuiste, sin duda, el mejor de todos. Siempre apreciaste más el abrazo de los humildes que la palmada del poderoso. Porque tú siempre ejerciste la virtud de la humildad hasta el último día. Ahí residía tu verdadera grandeza.

No hay espejo mas limpio en el que poder mirarnos cada día para ser mejores . No he conocido jamás a ningún hombre tan bueno, tan leal, tan cariñoso, tan comprensivo como tú. Tan caballero y tan cristiano. Hoy te hemos puesto tu camisa azul y tus flechas para que ocupes el puesto que te corresponde sobre los luceros. Sobre tu cuerpo, tu bandera, la que juraste un día defender y has honrado hasta el último día de tu vida limpia y ejemplar. España está en deuda contigo.

Dios ha querido que estos últimos días te hayamos acompañado en el final tus ocho hijos con Mamá. Todos unidos como siempre quisiste. Una familia que siempre te querrá y para la que siempre serás referente y amalgama de su unidad y fortaleza.

Gracias por todo y hasta siempre, querido papá. Para mi jamás habrá otro referente mejor ni más completo. Pídele a la Virgen de la Esperanza y a ese Cristo de la buena muerte que te han acompañado en tu último día entre nosotros, que nos bendiga a todos y sobre todo, a tu querida España.

Tu hijo que tanto te quiere y admira, en nombre de toda tu gran familia que jamás te olvidará.

Luis Felipe…”

Anuncios