Agencia Sana. Una fuente oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores y Expatriados subrayó que Siria condena en los términos más enérgicos la agresión flagrante efectuada el martes pasado por el régimen de turco contra el territorio sirio.

” El 25 de este mes de abril, cazas de combate del régimen turco bombardearon varios sitios al noreste de Siria, donde decenas de civiles resultaron afectados,” resaltó la fuente.

La fuente dijo en un comunicado: “Siria afirma que esta agresión contradice el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas y el Principio de buena vecindad y advierte de poner en peligro su soberanía, su unidad territorial y su pueblo.”

“Siria pide a la comunidad internacional y a las Naciones Unidas condenar esta agresión y las políticas del régimen turco que apoyan el terrorismo,” añadió la fuente.

EEUU irritado por la ofensiva turca contra sus aliados kurdos

Turquía no puede luchar contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán a expensas de la lucha regional para derrotar al EI, dijo el Departamento de Estado de EEUU, Mark Toner, el martes en una rueda de prensa.

“Conocemos la amenaza que el PKK supone para Turquía, pero el argumento que hemos transmitido a Turquía y que yo estoy repitiendo hoy es que no podemos continuar esa lucha a expensas de la lucha común contra los terroristas que nos amenazan a todos”, dijo Toner a los periodistas.

“Estamos muy preocupados, profundamente preocupados, por el hecho de que Turquía haya llevado a cabo hoy ataques aéreos en el norte de Siria y en el norte de Iraq sin haberse coordinado anteriormente ni con EEUU ni con la coalición contra el EI”, dijo Toner.

Turquía considera a los kurdos de Siria e Iraq socios del PKK -que lucha por la indepedencia del sureste de Turquía de mayoría kurda- y afirma también llevar a cabo una lucha contra el EI en Siria e Iraq. Los kurdos, por su parte, consideran a Turquía cómplice del EI y del Frente al Nusra.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, defendió el martes los ataques aéreos y prometió que Turquía continuará sus operaciones militares en ambos países árabes “hasta que el último terrorista (kurdo) sea eliminado”, señaló en una entrevista con Reuters.

Los aviones turcos mataron el martes a al menos 30 kurdos (otras fuentes elevan esta cifra hasta los 70) tras bombardear una instalación donde estaban situados una emisora y otros medios turcos. También llevó a cabo un ataque aéreo contra Sinjar, en el norte de Iraq.

Turquía ha estado interviniendo ilegalmente en Siria e Iraq bajo el disfraz de luchar contra el EI a pesar de mantener un comercio de petróleo con el grupo terrorista y también bajo el pretexto de luchar contra los militantes kurdos.

Por su parte, el portavoz de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), Redur Jalil, ha afirmado que se reserva el “derecho a vengar a sus mártires” y dijo que su organización no permanecerá en silencio frente a los ataques turcos.

“Pedimos a la coalición que intervenga para hacer cesar las agresiones turcas y el apoyo indirecto de ese país al EI”, dijo a AFP un comandante de la milicia de las YPG que fue objeto de estos ataques.

Anuncios