Agencia Almanar. 

Human Rights Watch (HRW) ha pedido a Australia que ponga fin de manera inmediata a las ventas de armas a Arabia Saudí en un momento en que la agresión del régimen saudí contra Yemen continúa y ha dejado un balance de miles de muertos.

El grupo pro derechos humanos dijo en una carta al primer ministro Malcolm Turnbull que el gobierno australiano también debería publicar detalles sobre la venta de armas y material militar a otros miembros de la coalición liderada por Arabia Saudí que también estén involucrados en la agresión brutal de dos años e investigar si estas armas han sido utilizadas en ataques ilegales de la coalición.

HRW dijo que “el Departamento Australiano de Defensa ha aprobado cuatro licencias militares de exportación a Arabia Saudí, pero no ha divulgado información sobre los tipos o cantidades de armas y equipos vendidos”.

Las Naciones Unidas y varias ONGs, entre ellas Human Rights Watch, han documentado numerosos ataques aéreos ilegales de la coalición contra viviendas, mercados, escuelas y hospitales, algunos de los cuales han sido “aparentes crímenes de guerra”, dijo el martes HRW.

“El primer ministro Turnbull ha aprobado las ventas militares a Arabia Saudí cuando debería utilizar la influencia de Australia para presionar a Riad para que ponga fin a los ataques aéreos ilegales en Yemen”, dijo Elaine Pearson, directora de Human Rights Watch en Australia.

Anuncios