Agencia Almanar. El fortalecimiento de los lazos entre Rusia y América Latina, que se prevé impulsar a raíz de la nueva Doctrina de Política Exterior del país euroasiático, puede encender las alarmas del nuevo Gobierno de EEUU, dijo a Sputnik el analista internacional Alejandro Jordán.

“La posición de Rusia de acercarse más América Latina está en la línea de su nueva política exterior, y aunque Donald Trump se ha mostrado dispuesto a tender puentes con Moscú, puede que muestre cierta prevención a que el Gobierno ruso llegue a sus vecinos latinoamericanos, los cuales han sido socios de Estados Unidos por décadas”, dijo el analista.

De acuerdo con la Doctrina, Rusia “buscará consolidar los vínculos con los socios latinoamericanos en el marco de foros internacionales y regionales, y ampliar la cooperación con alianzas multilaterales y estructuras integracionistas de América Latina y el Caribe”, lo que para Jordán es una muestra de la búsqueda de mayor presencia en el mundo por parte de Rusia.

El texto, que fue aprobada por el presidente Vladímir Putin y sustituye el documento de 2013, permitirá que Rusia se involucre de mejor modo con ciertos proyectos en América Latina, sobre todo de tipo económico, de infraestructura y de desarrollo, pero podría generar fricción con Estados Unidos si sus pretensiones son más de tipo militar, aseguró el analista.

La nueva doctrina señala que “Rusia continuará el fortalecimiento íntegro de las relaciones con los países de América Latina y el Caribe, tomando en consideración el creciente rol de esta región en los asuntos internacionales”.

En concreto, se prevé que Rusia fortalezca sus lazos con organizaciones regionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el Mercado Común del Sur, el Sistema de la Integración Centroamericana, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Alianza del Pacífico y la Comunidad del Caribe.

Anuncios