Agencia Sana. Desde el anuncio del Ejército sirio de establecer la seguridad en Alepo el 22 de diciembre pasado, los habitantes desplazados de la ciudad a Latakia por el terrorismo empezaron a volver a sus barrios y sus hogares, mientras que otros esperan el fin del curso escolar.

El director de la Ciudad Deportiva en Latakia, Ahmad Farhat, afirmó que la ciudad acogió a unos 7000 ciudadanos, y en ella se preparó a los niños una escuela de campaña y un centro sanitario, y que durante la estancia de los desplazados, se trabajaba para garantizar la llegada de ayuda humanitaria y alimentaria a miles de ciudadanos acogidos en el centro de acogida temporal.

Por su parte, los desplazados de Alepo por los actos terroristas y se instalaron fuera de los centros de acogida temporal y abrieron sus tiendas comerciales en Latakia esperan finalizar el curso escolar y organizar sus cosas para trasladar a sus hijos de las escuelas, y pretenden volver a Alepo y participar en la reconstrucción de la ciudad.

Anuncios