Agencias. El partido Alternativa para Alemania (AfD) ha logrado superar el mínimo del 5 por ciento y entrar en el parlamento del estado alemán del Sarre y desplaza a Los Verdes, que se quedarían sin representación, según un sondeo a pie de urna realizado para la televisión pública ARD.

El estudio sitúa a AfD con un 6 por ciento de respaldo, mientras que la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel se mantendría como la fuerza política más votada con un 41 por ciento del apoyo.

Por detrás de la CDU estaría el Partido Socialdemócrata alemán (SPD), con un 29,5 por ciento de votos, y La Izquierda, con un 13 por ciento de sufragios. Los Verdes quedarían fuera con un 4,5 por ciento de votos. Estos resultados se traducirían en 24 escaños para la CDU (a dos de la mayoría), 17 para el SPD, 7 para La Izquierda y 3 para AfD. Con esta aritmética, todo apunta a la continuidad de la gran coalición entre CDU y SPD que lleva gobernando Sarre desde 2012.

De hecho, la líder de AfD, Frauke Petry, ha expresado su “orgullo” por los resultados cosechados por su partido, pero ha lamentado que los votantes hayan optado por dar continuidad a la gran coalición que “solo promete parálisis”.

Los resultados de AfD en el estado considerado como el más europeísta de Alemania certifican su fuerza con vistas a las elecciones federales del 24 de septiembre, donde los sondeos la sitúan como tercera fuerza política, pero estaría lejos de las cifras logradas en otros comicios regionales, donde incluso ha logrado convertirse en segunda fuerza política.

Alternativa para Alemania fue fundado en 2013 con un contenido claramente euroescéptico y ha ido evolucionando hasta asumir en 2015 un discurso contra la inmigración con una retórica dura y directa que le ha permitido obtener representación en 11 de los 16 parlamentos regionales del país.

Anuncios