Agencia Almanar. Considerando una reciente carta del régimen israelí a la ONU como una amenaza para el Líbano, el presidente libanés, Michel Aoun, ha advertido que toda agresión cometida por el régimen sionista contra el país recibirá una respuesta apropiada.

Aoun recalcó que su país no tolerará ninguna agresión de Israel contra la soberanía nacional libanesa.

En una reunión en su oficina este sábado 18 de febrero en presencia de algunas personalidades libanesas, Aoun dijo que es el régimen de Israel y no otro quien debe cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad, informó LBC.

“Mientras que 11 años han pasado desde la aprobación de la resolución 1701, Tel Aviv sigue sin ponerla en práctica y continúa su agresión,” dijo Aoun.

“El régimen israelí ocupó partes del Líbano como la ciudad de Al Gayar, las Granjas de Shebaa y las colinas de Kfar Shuba violando así la ruta de la Línea Azul y el espacio marítimo y aéreo y la integridad territorial del Líbano”, dijo.

Al referirse a los crímenes cometidos por el régimen contra los palestinos, Aoun se expresó en estos términos: “Este régimen ha expulsado a más de la mitad de los palestinos a los que el Líbano ha dado refugio y les ha privado del derecho de regresar a su tierra natal. En virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU, el gobierno y el pueblo libanés tienen el derecho irrenunciable de defender su país.”

El presidente dijo que el país sigue comprometido con todas las resoluciones de las Naciones Unidas y señaló que la reciente carta de Israel ante las Naciones Unidas era una amenaza para la seguridad y la estabilidad del Líbano y que la responsabilidad por el impacto de sus agresiones correspondía a Tel Aviv. “El tiempo de la política agresiva de Israel ha terminado y cualquier intento del régimen israelí de violar la soberanía del Líbano o de atacar a los libaneses recibirá una respuesta apropiada”, dijo.

En reacción a las declaraciones de Michel Aoun, quien dijo que “las armas de Hezbolá eran complementarias a la acción del Ejército libanés,” el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danone, envió una carta a la organización internacional para protestar en contra de las mismas. Danone dijo que estas declaraciones “conferían legitimidad” a las actividades de Hezbolá y “violaban las resoluciones 1701 y 1559 del Consejo de Seguridad”.

Anuncios