Agencia Almanar. El Ejército ruso ha formado una nueva unidad del Ejército sirio para luchar contra la organización terrorista del EI en el inmenso terreno desértico de Siria.

Conocidos como los “Cazadores del EI”, la unidad del Ejército sirio fue financiada y entrenada por las Fuerzas Especiales de Rusia en Latakia antes de ser desplegada en el volátil frente de Palmira, al este de la provincia de Homs.

Estos soldados entrenados en Rusia están especializados en la defensa y protección de instalaciones gubernamentales en zonas desoladas de todo el país.

Los Cazadores del EI tendrán la tarea de proteger los campos de petróleo y gas liberados en el oeste de Palmira, junto con las instalaciones de almacenamiento de armas situadas cerca del Aeropuerto Militar T-4.

Según una fuente militar en Damasco, los asesores rusos del Ejército sirio quieren asegurarse de que las fuerzas gubernamentales no pierdan más terreno liberado a manos del EI como ocurrió en Palmira.

Anuncios