Agencia AlmanarLas autoridades alemanas han llevado a cabo registros en los hogares de cuatro clérigos turcos sospechosos de espionaje para Ankara.

Los fiscales dijeron que la policía había confiscado material escrito y dispositivos de almacenamiento de datos durante las redadas en dos estados occidentales: Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado el miércoles.

“El objetivo de los registros de hoy es reunir más pruebas sobre las supuestas actividades de los acusados”, dijo Frauke Koehler, portavoz de la Fiscalía Federal, añadiendo que nadie fue arrestado durante las incursiones.

Las autoridades dicen que los líderes religiosos son sospechosos de informar al gobierno turco sobre un movimiento que Ankara culpa por un intento de golpe en julio de 2016, lo cual hace referencia, sin duda, al movimiento de Fethullah Gülen. Los clérigos trabajan para la Oficina Turca de Asuntos Religiosos, conocida como Diyanet, y habrían transmitido esta información a través del consulado turco en la ciudad occidental de Colonia. Los cuatro todavía tienen que ser nombrados oficialmente.

Los medios locales alemanes dijeron que los cuatro clérigos afectados por la acción policial del miércoles pertenecen también a una organización turca que controla mezquitas o comunidades religiosas en Alemania. La organización, conocida como Ditib, tiene una enorme influencia en Alemania. El ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, ha instado a esta organización a actuar inmediatamente para aclarar las acusaciones en su contra.

El fracasado golpe de estado del año pasado provocó tensiones sin precedentes entre Ankara y Berlín, y los funcionarios alemanes acusaron repetidamente al gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de actuar más allá del estado de derecho en su represión contra sospechosos. Turquía también ha acusado a Alemania de no hacer lo suficiente para condenar el intento de golpe de estado, que causó la muerte a más de 200 personas.

Los dos países también se han enfrentado por otros temas, incluyendo el supuesto apoyo de Alemania a los militantes kurdos y sus seguidores.

Anuncios