Agencia Alamar. El Ministerio argentino de Relaciones Exteriores envió una nota de protesta a la Embajada de Reino Unido en Buenos Aires por los actos de vandalismo que se cometieron contra un monumento que recuerda a los soldados argentinos fallecidos en la guerra de 1982 en el cementerio de las Islas Malvinas.

“La Cancillería Argentina presentó hoy una nota a la Embajada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte manifestando el repudio del Gobierno Argentino frente a dichos actos y solicitando su inmediato esclarecimiento”, anunció el ministerio en un comunicado.

La cartera que conduce la ministra Susana Malcorra recibió “informaciones sobre actos de vandalismo cometidos por pobladores británicos contra el Monumento a la memoria de los soldados argentinos caídos en el Conflicto del Atlántico Sur”, ubicado en el cementerio de Darwin de las Islas Malvinas.

Los daños al monumento “resultan particularmente lamentables” dado que los Gobiernos argentino y británico acaban de firmar un acuerdo para identificar a los 123 soldados argentinos que estaban enterrados como NN (desconocidos) en el cementerio de Darwin.

La noticia trascendió tras la denuncia de Sebastián Socodo, argentino residente en la Isla Soledad del archipiélago y responsable del mantenimiento del cementerio de Darwin, que alberga los restos de la mayoría de los soldados argentinos fallecidos durante la guerra de 1982, que en total fueron 649.

Socodo dio la voz de alarma a la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur ante los destrozos que descubrió en una estatua que representa a la virgen de Luján, patrona de los argentinos.

El residente observó que la cerradura de la ermita que resguardaba el monumento había sido dañada y en su interior vio que el rostro de la imagen había sido destrozado debido a los golpes y que la corona de la virgen había sido aplastada.

Anuncios