Acuden los líderes del Frente Nacional francés, Marine Le Pen; del partido Alternativa para Alemania (AfD), del Partido de la Libertad holandés y de la Liga Norte italiana.

El objetivo es mostrar la unidad de los “Líderes de la Nueva Europa” en un año con elecciones en estos países y en las que aspiran a obtener buenos resultados. 

Digitales. La all-right está de moda. Lo ha demostrado Donald Trump llegando a La Casa Blanca y ahora los partidos europeos miembros del grupo Europa de las Naciones y la Libertad (ENL) del Parlamento Europeo quieren también dar voz a ese descontento y rechazo que muestran los ciudadanos europeos hacia el actual estableshiment político. Para ello han organizado un congreso en Coblenza, Alemania, en el que pretenden reforzar sus argumentos y mostrar una imagen de unidad que les lleve a la victoria en sus respectivos países y, así, cambiar Europa. 

Y con este objetivo la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen; la copresidenta del partido Alternativa para Alemania (AfD), Frauke Petry; el líder del Partido de la Libertad holandés, Geert Wilders, y el líder de la Liga Norte italiana, Matteo Salvini han compartido foto de familia y escenario además de un discurso identitario en el que se identificaba a los mismos enemigos: el Euro y Bruselas. 

2017 va a ser un año clave para los “Líderes de la Nueva Europa”. Se van a celebrar elecciones en Francia en marzo-abril, donde todo indica que Marine Le Pen pasará a la segunda vuelta; en Alemania, donde los últimos sondeos dan la tercera posición a la AfD en la cita con las urnas de septiembre; y también en Holanda, donde Geert Wilders aparece bien situado de cara a los comicios de marzo. Italia también está pendiente de las urnas, no está claro si este año o el próximo, y la derecha alternativa pugna, también aquí, por hacerse un hueco en el Parlamento. 

Ante este panorama los partidos europeos de la derecha alternativa unen fuerzas y sacan pecho en este congreso de Coblenza, ciudad donde confluyen dos de los principales ríos alemanes. La encargada de inaugurar el congreso ha sido Marine Le Pen. 

“Estamos viviendo el fin de un mundo y el nacimiento de otro. ¡Es el regreso de los estados-nación!”, ha proclamado Le Pen, quien ha argumentado que “me gusta Alemania porque es alemana. ¡Me encanta Francia porque es francesa!”.

El efecto dominó del Brexit

Así, ha augurado que 2017 será el año del despertar de los pueblos de la Europa continental”. En ese sentido, ha pronosticado que la salida de Reino Unido de la UE, el ‘Brexit’, tendrá un “efecto dominó” en otros países.

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional francés, auguró el “despertar” de los pueblos europeos en 2017, un año electoral crucial en varios países de la Unión Europea.

Con los inesperados éxitos del Brexit y de Donald Trump en Estados Unidos, “2016 ha sido el año en el que el mundo anglosajón se despertó. 2017 será, y de ello estoy segura, el año del despertar de la Europa continental” declaró en Coblenza durante una reunión de los partidos miembros del grupo Europa de las Naciones y la Libertad (ENL) del Parlamento Europeo.

“Ahora hay que pasar a la etapa siguiente, la etapa donde no nos contentamos con ser una minoría en el Parlamento Europeo, la etapa en la que seremos mayoritarios en las urnas en cada elección”, proclamó la política francesa, ante centenares de personas, que la aplaudieron.

Además de confiar en su éxito en la elección presidencial francesa de abril-mayo, a la que es candidata, Le Pen deseó las victorias de Alternativa para Alemania (AfD) de Frauke Petry en las legislativas del 24 de septiembre y la de los holandeses del Partido por la Libertad (PVV) de Geert Wildersen en los comicios de marzo.

“Estos éxitos podrían cambiar la faz de Europa, si llegamos al poder en cada uno de los países de la Unión (Europea), y podremos organizar de forma concertada un abandono del antiguo mundo”, añadió.

En su discurso, Le Pen volvió a atacar a sus habituales blancos, como el euro que “ata” a los Estados, o la “tiranía” de la UE y de sus élites.

También atacó duramente a la canciller Angela Merkel y su política de acogida de refugiados, “una catástrofe cotidiana” que condujo a la llegada a Alemania en 2015 de más de un millón de migrantes.

A continuación de Le Pen tomó la palabra la alemana Petry, quien ha anunciado una “batalla electoral” en los comicios que se celebrarán en su país este año. “¡Sé que vamos a crecer y que somos el futuro de Alemania!”, ha proclamado.

Presencia de otros partidos europeos

Este congreso reunió a todos los partidos europeos con planteamientos similares aunque no todos tomaron la palabra. 

Según anunció Vox, su presidente, Santiago Abascal acudió a la cita de Coblenza como representante español de los partidos integrantes del grupo Europa de las Naciones y la Libertad dentro del Parlamento Europeo.

Las protestas de la ultraizquierda minoritarias.

Este congreso de la derecha alternativa europea como era de esperar, no fue bien acogido por los sectores de la izquierda y ultraizquierda alemana. Durante todo el día se fueron organizando distintos actos de protesta, aunque con escasa participación ciudadana. 

Unas 40 personas participaron a primera hora de la mañana en una sentada con el objetivo de bloquear la entrada a una de las múltiples vías que dan acceso al edificio en el que se estaban celebrando las reuniones, con escaso éxito.

Además, el alcalde de esta ciudad alemana, Joachim Hofmann-Göttig, del partido de centroizquierda alemán SPD, afirmó que los asistentes eran “no bienvenidos” y que no había prohibido la celebración del congreso porque le habrían demandado. 

Anuncios