Gaceta.es. “El próximo año se celebrarán elecciones en Alemania, Holanda, Francia. Muchas cosas pueden suceder”, ha dicho el Primer Ministro húngaro.

El Primer Ministro húngaro, Viktor Orbán, conocido por su oposición a las políticas migratorias de la UE que han ocasionado que se colaran en el continente numerosos islamistas dispuestos a matar, ha manifestado que el año 2017 será el de la “rebelión”. Ha asegurado que su formación Fidesz nació de “personas que se levantaron hartos del mundo que les rodeaba y se propusieron cambiarlo” y que ve muchas semejanzas con otros partidos europeos y líderes mundiales como Donald Trump. “Trump tiene una mentalidad de hombre hecho por uno mismo. Es una persona con éxito que empieza su discurso diciendo: “Yo he hecho esto”.

Orbán ha manifestado que el 2016 no será el final de la rebelión contra el globalismo y las élites. Pese a la derrota del candidato de la derecha alternativa Norbert Hofer en las elecciones presidenciales austriacas, ha citado la victoria de la oposición italiana en el reciente referéndum en Italia y ha asegurado que la rebelión está creciendo. “El próximo año se celebrarán elecciones en Alemania, Holanda, Francia. Muchas cosas pueden suceder”, ha dicho.

“Ha habido dos rebeliones. Una fue la revuelta de la clase trabajadora y la clase media que concluyó con la victoria del Brexit en Reino Unido y la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, y la otra es una especie de rebelión nacional”, ha manifestado antes de criticar la usurpación de la soberanía de las naciones individuales en las cuestiones migratorias. “Todo esto está rodeado de corrección política. La rebelión iniciada en 2016 continuará en el futuro”.

Cuestionado sobre si pensaba que era contradictorio que un gobierno se declarara rebelde, dijo que “el verdadero luchador por la libertad es el pueblo”. “Si creemos en Hungría y el pueblo húngaro, uno dentro del otro, estaremos ante un futuro brillante”, ha señalado. En este sentido, ha llamado a enseñar a los niños a “no buscar el camino fácil, sino seguir su propio camino incluso cuando parezca difícil”. “Entonces el país puede ser grande otra vez”, ha sentenciado.

Fuente: infovaticana.com

Anuncios