La Fiscalía General de Suiza confiscó piezas arqueológicas saqueadas por los grupos terroristas de la ciudad de Palmira y contrabandeas de forma ilegal por Qatar.

Según el diario británico The Gardian, las piezas arqueológicas llegaron a Suiza desde Qatar, y fueron almacenadas en los puertos libres de Suiza, que se alquilan sin cuestionar el material que se depositaría.

The Gardian señaló que entre las piezas arqueológicas confiscadas hay moldes decorativos de antiguos sarcófagos, y una corona de un sacerdote de la antigua Palmira, además de dos cuadros conmemorativos con figuras de seres humanos, además hay cinco piezas de Yemen y una de Libia que es “la Cabeza de Afrodita”.

El representante de la Fiscalía General suiza dijo que las piezas citadas formarán temporalmente una parte de la colección expuesta en el Museo de Artes e Historia de Ginebra, hasta emitir una resolución de reenviarlas a sus países de origen.

Anuncios