Redacción | Mataró.- El gobierno municipal de PSC y CiU quieren recalificar una parcela industrial donde está ubicada una mezquita para que pase a ser equipamiento sociocultural y regularizar su situación para poder seguir llevando a cabo la actividad de culto.

Desde el grupo municipal de Plataforma per Catalunya (PxC) en Mataró quieren que el gobierno no renueve el contrato con la comunidad islámica Al-Ouahda para albergar la mezquita en un edificio de titularidad municipal.

La portavoz del grupo municipal de Plataforma per Catalunya (PxC) Mónica Lora cree que “el Ayuntamiento tendría que ser valiente y denegarle la renovación del contrato de alquiler a la comunidad islámica”. Siguiendo que “el edificio es municipal y como tal es un privilegio concedido a dicha comunidad y creemos que no se pueden aprovechar equipamientos municipales para ubicar mezquitas y estos espacios tendrían que estar cedidos para entidades que representen los intereses generales de los vecinos de Mataró”.

Recordar que en 2012 desde PxC ya denunciaron la incompatibilidad de la mezquita del polígono Mata-Rocafonda con el Plano General Urbanístico, y por lo tanto no ajustarse al cien por cien a la normativa.

Mónica Lora ha concluido recordando que “Desde PxC hemos sido la unica formación politica que ha conseguido el cierre y anulación de licencias para construir mezquitas. PxC paró la construcción de una mezquita en Premia de Mar en 2003, consiguió que el Ayuntamiento de Salt hiciera una moratoria en la construcción de una mezquita salafista y clausuró otra a Sant Adrià del Besòs”.

Anuncios