La formación liderada por Frauke Petry conseguiría ser la segunda fuerza más votada en Sajonia con un 25% de los votos. Además, su electorado defende férreamente su política de refugiados y cargan contra la creciente islamización de Europa. 

Gaceta.es. La precampaña electoral ha comenzado de lleno en Alemania a pesar de que algunos partidos no han nombrado aún a su candidato. El nuevo partido de derecha, Alternativa por Alemania, ha decidido, -de la mano de la aspirante a la cancillería Frauke Petry-, pelear por arrebatar el cargo a la actual lideresa, quien se presenta contra todo pronóstico a la cita con las urnas que le concedería su cuarto mandato.

Sin embargo, los propósitos de enmienda de la canciller y los visos de mejora no convencen a una formación que ya ha comenzado a cosechar sus primeros éxitos en sólo tres años de andadura. “El CDU está mintiendo a sus votantes. La candidatura de Merkel son sólo palabras vacías que demuestran que el partido está sometido a una creciente presión”, ha asegurado durante un encuentro con las bases una de las caras más visibles del partido, Alexander Garland.  

La formación de derecha alternativa considera que la Unión Democristiana está intentando sembrar el pánico entre la población para volver a ganar los comicios que se celebrarán el próximo año. “Aparte del voto del miedo, está intentando recabar el apoyo del electorado conservador, al cual no ha tenido en cuenta durante todos estos años”, ha asegurado el jurista quien ha criticado duramente la “hipocresía” de la canciller alemana, quien continúa defendiendo su política de puertas abiertas en materia de inmigración. 

Por su parte, mientras que Merkel continúa decreciendo en popularidad, las encuestas no paran de otorgar victorias a la candidatura de Frauke Petry. Todos los sondeos de opinión le han asegurado la tercera posición en los últimos meses e incluso la consideran en segunda posición en alguna de las regiones. 

Según la encuesta publicada este miércoles por Mitteldeutsche Rundfunk, Alternativa por Alemania conseguiría en Sajonia el 25% de los votos por detrás de la formación de Angela Merkel que se haría con el 34% de los apoyos. Por su parte, los socialistas quedarían relegados a una tercera posición con un 12%. 

El programa de AFD, reforzado por su electorado.

El discurso del partido de derecha ha calado hondo en sus votantes y un 74% de los simpatizantes aseguran estar de acuerdo con la política de refugiados que implantaría la formación si consiguiera ganar las elecciones. Además, un 46,5%, según los datos de un estudio realizado por la Fundación Friedrich Albert, se sitúa en contra de la islamización de Europa y del ‘Welcome Refugees’ abanderado por la canciller alemana. Fuente: Gaceta.es

Anuncios