La Asociación Cultural ASPA condena tajantemente el acto vandálico contra la estatua erigida en honor del Maestro Dámaso González. Nuestra asociación aportó un pequeño donativo para la misma y fue invitada a su inauguración. Asimismo nos honramos con la amistad del Maestro, que tuvo la deferencia de acompañarnos el pasado mes de febrero en una mesa redonda sobre la Tauromaquia.

Con independencia de la valoración personal que el arte de la tauromaquia merezca siempre hemos defendido que es indudable que la misma representa un acervo cultural y artístico y es una escuela de valores y principios. Advertimos el pasado mes de febrero contra la deriva vandálica y salvaje en que está instalado el llamado “animalismo”, que tuvo sus puntos más álgidos con ocasión de la muerte del torero Víctor Barrio o en la corrida benéfica para el niño enfermo Adrián en Valencia. Nuestra asociación sufrió también la intolerancia y la intimidación de esos sectarios en la mesa redonda que organizamos el pasado mes de febrero. Pese a que los que protestaban y coaccionaban fueron invitados a dar su punto de vista en una mesa redonda que se mostró abierta y en la que se planteó la posibilidad o necesidad de reformas en el toreo esos intolerantes se enfeudaron en su postura contraria a la libertad de expresión.

Este nuevo hecho representa un agravamiento en la espiral de la radicalización del animalismo en nuestra ciudad. Ya es el momento de poner freno a estas actuaciones que están fuera del legítimo pluralismo y que están financiadas por interés que nada tienen que ver con los animales.

 

Anuncios