Agencias. Las maniobras conjuntas de Rusia, Serbia y Bielorrusia “Hermandad Eslava 2016” dedicadas a las operaciones antiterroristas comenzaron el 3 de noviembre en Serbia.

El objetivo principal de los ejercicios, que se llevan a cabo en cinco extensos polígonos en Rusia y Bielorrusia, pasa por practicar la coordinación de los ejércitos de ambos países en determinadas condiciones.

En estos ejercicios militares, participarán 150 paracaidistas del Ejército ruso, 50 miembros de su Fuerza Aérea y 3 aviones de transporte, además de un número sin concretar de tropas serbias y bielorrusas.

El simulacro durará 13 días, y se celebra en momentos en que las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), están involucradas desde el lunes en una maniobra en el territorio del vecino país balcánico, Montenegro.

Anuncios