El Espía DigitalLa población en riesgo de pobreza o exclusión social se ha incrementado en España hasta un 28,6%, desde el 23,8% que marcaba en 2008.

En total, el año pasado 13,18 millones de españoles se encontraba en esta situación. España es uno de los países donde se ha producido un mayor aumento de este indicador desde 2008 (+4,8 puntos porcentuales), según ha anunciado hoy Eurostat, la oficina de estadística comunitaria. Solo han sido mayores los incrementos de Grecia (7,6 puntos más, hasta un 35,7% de la población) y Chipre (5,6 puntos más, hasta un 28,9%.

La media de la UE ha logrado volver a niveles precrisis y no ha variado entre 2008 y 2015, al situarse en el 23,7% en ambos ejercicios. Según la estadística, alrededor de 119 millones de personas, el 23,7% de la población del continente se encontraba el año pasado en riesgo de pobreza o exclusión.

Se consideran personas en riesgo de pobreza aquéllas que viven con bajos ingresos (60% de la mediana del ingreso equivalente o por unidad de consumo, en el caso de España, esa cifra se fijó en 2015 en 8.011 euros para un adulto sólo y en 16.823 euros para un hogar de dos adultos con dos menores de 14 años a su cargo), y/o sufren privación material severa (carecen de cuatro de una lista de nueve elementos, en los que se incluyen lavadora, coche, una comida de carne o pollo cada dos días, no tener retraso en los pagos…) y/o personas que viven en hogares con una intensidad de empleo muy bajo (por debajo del 20%).

En España, en 2015 un total del 22,2% de la población se encontraba en situación de “pobreza monetaria” (19,8 % en 2008), frente al 11,2 de siete años antes. La tasa de la UE del 8,1%, cuatro décimas menos que en 2008. El país comunitaria con mayor tasa ha sido Bulgaria, con un nivel de 34,2%, a pesar de haberse reducido desde el 41,2% de 2008.

Al centrarse en el porcentaje de población con carencia material severa en 2015, en España ha sido del 6,4%, frente al 3,6% de 2008. Además, el dato está lejos del 9,6% de Portugal, del 11,5% de Italia y del 22,2% de Grecia. En el lado contrario se han situado Suecia (con una tasa del 0,7%) y Alemania (4,4%).

En cuanto a las tasas de hogares con baja intensidad laboral, en España se ha duplicado. En España ha sido del 15,4%, frente al 6,6% registrado en 2008. En Grecia ha pasado del 7,5% al 16,8% y en Italia, del 10,4 al 11,7%. En cambio, en Alemania se ha reducido del 11,7% al 9,8%.

Cáncer con metástasis: “Vuelva usted dentro tres meses”.

 «Usted padece un cáncer de colon en estado muy avanzado con metástasis en el hígado, pero ahora no podemos ponerle tratamiento ni operarle por falta de personal durante las vacaciones de verano». Esta es la explicación, en síntesis, que Algimantas Jankantas, un lituano de 55 años que vive y trabaja desde hace tres lustros en Almería, denuncia haber recibido en el Hospital Torrecárdenas.

De hecho, después de que le diagnosticaran el cáncer, a finales de junio, le dieron cita para la consulta del oncólogo, que en teoría debería establecer el tratamiento necesario, para el próximo 13 de septiembre, es decir, casi tres meses después del diagnóstico. Eso sí, pasadas las vacaciones, cuando se incorporan habitualmente los médicos de sus vacaciones.

«Cuando nos dieron esta cita me presenté en el hospital junto a la pareja de mi hijo. Estuvimos desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde, reclamando explicaciones, quejándonos en los pasillos a médicos y enfermeras, en la secretaría de Cirugía, y finalmente presentamos una reclamación por escrito», explica Algimantas, quien se muestra apesadumbrado. Dice encontrarse abandonado a su suerte y totalmente abatido por una falta de atención que le desespera.

Finalmente, sus esfuerzos por mendigar una explicación y sus quejas consiguieron que le adelantaran la cita con el oncólogo al 12 de agosto, cuando espera que le confirmen si se deberá someter a tratamiento de radioterapia o quimioterapia, y si será operado.

En todo caso, el paciente no ha sido informado aún si será en esta consulta, mes y medio después del diagnóstico, cuando se decidirá sobre su tratamiento. De ahí a que, además de haber presentado una reclamación en el hospital, también ha puesto el caso en manos de un abogado que, de momento, ha dirigido otra queja a la Delegación Provincial de Salud. «En Salud le han dicho que ya le llamarán», ironiza.

«Me siento desamparado, todavía no sé si me van a operar, si me pondrán tratamiento, me parece como si me enfrentara a un dios al que ni siquiera puedo ver y que decide por mi salud y mi vida…, pero yo quiero saber…», se lamenta este camionero, que está de baja desde que el diagnóstico y ha perdido ocho kilos en los últimos meses, desde que aparecieron los primeros síntomas.

Además, también se queja de que el diagnóstico del cáncer se retrasó hasta cuatro meses después de que se le presentaran los primeros síntomas, el pasado febrero, tras un gran número de visitas a los servicios de urgencias y, según explica, por su insistencia al presagiar que podría tratarse de algo grave.

«He trabajado en España desde hace 15 años, cuando llegué con mi familia a Almería desde Lituania, cotizando a la Seguridad Social y nunca he estado enfermo antes. Nunca habría esperado este trato tan degradante», dice en presencia de su hija Edita y su nuera Ieva, quienes junto a su mujer, Regina, y su hijo Darius le están apoyando con todas sus fuerzas para conseguir lo que consideran justo.

«Muchos médicos y enfermeras llegan a echarse las manos a la cabeza por lo que nos está pasando, e incluso nos animan a quejarnos al hospital, porque también les sucede a otras muchas personas», se queja su hija Edita.

Comunidades gobernadas por PSOE y Podemos lideran la clasificación de desahucios España

Andalucía y la Comunidad Valenciana,  con 6.478 y 3.398 embargos respectivamente, son las comunidades autónomas que encabezan –en el segundo trimestre del año- la clasificación de las ejecuciones hipotecarias en España.

Ambas regiones son gobernadas por el PSOE con el apoyo del partido de izquierda radical Podemos. Se da la circunstancia que ambas formaciones se habían comprometido en sus programas electorales a “acabar con los desahucios”.

La tercera región española con más ejecuciones hipotecarias es, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Cataluña. La corporación municipal de la líder antidesahucios, Ada Colau, en Barcelona –la cual concentra a más del 70% de la población total de Cataluña- no ha hecho más que aumentar el número de ejecuciones en dicha región.

Pobreza en España: 15 datos para la vergüenza

Constan aquí las últimas cifras europeas sobre pobreza y exclusión relativas a España, cifras que nos colocan a la cola de Europa

Hace algunos años, Europa incorporó un nuevo “medidor” para estudiar la pobreza de sus ciudadanos de una manera más compleja y completa. Lo llamaron AROPE (At-Risk-Of Poverty and Exclusion). O sea, “En riesgo de pobreza y exclusión”.

Tres factores se analizan para ofrecer las tasas del AROPE: el desempleo, la pobreza y la privación material. Es decir, que este indicador complementa la clásica forma de medir pobreza, basada en lo monetario, con aspectos de exclusión. Combina los factores de renta (pobreza relativa), privación material severa y baja intensidad del trabajo.

El AROPE está armonizado a nivel europeo, por lo que permite comparar las cifras de los distintos países. En la mayoría de los indicadores clave sobre pobreza y exclusión social, la situación española es peor que la media europea, como es el caso del AROPE.

Los datos que se ofrecen a continuación han sido hechos públicos en el último informe europeo, dado a conocer esta semana.

Aparecen aquí “en crudo”, sin más redacción ni trabajo que su selección dentro del documento. Hablan por sí solos:

-En España, el indicador de riesgo de pobreza y exclusión (AROPE) alcanza, en 2015, el 28,6 por ciento de la población: 13.334.573 personas viven en riesgo de pobreza y exclusión. (En la Unión Europea de los 28, el AROPE llega al 24,4 por ciento de la población: 122,3 millones de personas).

-España es el tercer país con mayor desigualdad de la UE, después de Rumania y Serbia: El 10 por ciento más rico obtiene una cuarta parte de los ingresos de toda la población.

-Existe un 2,2 por ciento de la población que sufre a la vez los tres factores que integran el AROPE: desempleo, pobreza y privación material. Son 1.025.736 las personas que se encuentran en la peor situación económica y social posible.

-La pobreza afecta a un 22,1% de la población: 10.383.238 de personas.

-Un total de 3.543.453 ciudadanos viven en pobreza severa, es decir que tienen ingresos por debajo de 333,8 euros mensuales.

-Unas 4.670.000 pensiones, la mitad del total, están bajo el umbral de la pobreza.

-Un 44,8 por ciento de las personas en desempleo y el 21 por ciento de las “inactivas” constituyen los grupos más afectados por la pobreza.

-La tasa de trabajadores/as pobres (que no superan el umbral de pobreza, a pesar de tener un trabajo) ha pasado de 11,7 por ciento en 2013, a 14,2 por ciento en 2014, y a 14,8 por ciento en 2015.

-La tasa de privación material severa ha ascendido del 4,5 por ciento en 2009 al 6,4 por ciento en 2015, afectando a 2.993.365 personas.

-El grupo de menores de 16 años tiene la tasa más alta de privación material severa: 9,9 por ciento. Les sigue el de adultos jóvenes entre 16 y 29 años, con un 8,4 por ciento.

-El 11 por ciento de los ciudadanos tiene retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal y el 10,6 por ciento no puede calentar adecuadamente sus viviendas.

-El 13% de las familias monoparentales sufren privación material severa, más de el doble que los hogares con niños y dos adultos, y 3 veces más que los hogares sin niños/as.

-Otro año más, el riesgo de pobreza y exclusión social afecta a más de 3 niños y niñas, de cada 10, en España.

-En la infancia (menores de 16 años), la tasa descendió del 35,4 por ciento en 2014 al 33,4 por ciento en 2015.

-En el caso de las personas adultas jóvenes (16-29 años), la tasa asciende del 36,4 por ciento al 38,2 por ciento en el último año.

Fuente: Expansión, Diario 16 y El Mundo

Anuncios