Breitbart News. Budapest. En declaraciones al Breitbart News de Londres, el portavoz del Gobierno húngaro Zoltán Kovács discutió el ascenso de los partidos identitarios en Europa como reacción a la crisis migratoria y culpó a los actuales gobiernos europeos por no hablar de la realidad a la que se enfrenta la Europa de hoy.

“La crisis migratoria en Europa ha llevado al surgimiento de lo que Geert Wilders en los Países Bajos denomina como la “Primavera Patriótica” un grupo de partidos identitarios que están creciendo día a día en las encuestas de muchos de los paises que forman parte de la UE”.

Breitbart News entrevistó al portavoz del Gobierno húngaro, Zoltán Kovács en Budapest y habló con él sobre el ascenso de partidos como Alternativa para Alemania (AFD), el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ) y el Frente Nacional en Francia.

Kovács no quiso comentar directamente sobre los asuntos internos de otros países, pero dijo que;

“La aparición de alternativas políticas, muchas de ellas descritas como “radicales” o de “extrema derecha” – para él injustamente definidas – es bastante interesante, porque es la consecuencia directa de la inacción política de muchos de los gobiernos europeos, en infinidad de asuntos que preocupan especialmente  a sus ciudadanos. Es decir: no se está hablando de la realidad. Si ellos no hablan de la realidad, otros lo harán”.

A continuación indicó que;

“Creo que es el deseo de todos en Europa contar con fuerzas políticas honestas, sinceras y con políticos que se dirijan a los ciudadanos con franqueza, hablándoles con claridad de lo que está ocurriendo sobre el terreno, porque solo de ese modo la sociedad puede entender la verdadera naturaleza del problema migratorio .

Del mismo modo Kovacs habló sobre el reto que supone tratar el asunto de la inmigración ante la opinión pública, porque la prensa, según afirma;

“…Siempre va a definir lo que digamos, de “poco ortodoxo” tachándonos casi de inmediato de “nazis” o de representantes de partidos políticos de la extrema derecha…”.

Para concluir que;

“Además la pujante presencia de estas fuerzas identitarias no sólo obedece a problemas derivados de la inmigración ilegal, sino también a cuestiones económicas y a otros problemas que afectan directamente a una parte importante de los ciudadanos europeos, corrupción, desgaste, crisis laboral, etc .

…Así que ya veremos cómo evoluciona el panorama político en los próximos meses y años. En este sentido siempre se debe respetar la voluntad democrática del pueblo, ya que si optan por ofrecer su voto a un candidato o partido politico, como es el caso de estas fuerzas políticas emergentes, es que tienen una buena razón para ello”, apunta Kovacs.

Kovacs también destaca a otro de los políticos que participan en esta “Primavera Patriótica”, el candidato presidencial del FPÖ austríaco Norbert Hofer.

Hofer visitó recientemente al presidente checo en Praga y ambos trataron sobre el deseo de Austria – en caso de que el FPO llegue al poder – por formar parte del grupo de “Visegrad 4” el cual pretende conformar un bloque solidario de oposición a las políticas de acogida de inmigrantes ilegales diseñadas por algunos líderes políticos europeos, como la alemana, Angela Merkel.

Sobre la presencia austriaca en el grupo, Kovács dijo:

“Austria siempre ha formado parte de la Europa Central, y no de la parte occidental del continente. Con los acontecimientos que se están produciendo en la actualidad en la frontera sur y este de Europa, derivados de la entrada masiva de inmigrantes, sería un giro radical de las políticas austriacas y una señal de que los ciudadanos austriacos se han dado cuenta de la importancia de tomar el control sobre ello.

Este cambio lo vemos en la campaña política en Austria con las elecciones presidenciales, pero también hemos podido comprobar cómo su ministro de Asuntos Exteriores, ha mostrado su comprensión sobre la postura tomada en este tema por los países de la Europa central y que Hungría representa por razones obvias.

El gobierno húngaro ha sido uno de los más decididos actores europeos durante la crisis migratoria, planteando a sus ciudadanos un referéndum sobre si aceptaban las políticas planteadas desde la UE en materia de inmigración  – el 98 por ciento no lo hizo – y llevando a cabo la construcción de muros fronterizos con los que contener la marea de “refugiados” que partían sin control alguno desde las costas griegas.

Estas medidas han dado resultado y a finales de 2015, Hungría paso de recibir decenas de miles de inmigrantes ilegales a diario a solo unas pocas docenas de ellos durante la noche.

Traducido del inglés por Infocronica.com. Fuente: Breitbart News.

Anuncios