Digitales. En una entrevista concedida por el presidente sirio Bashar al Assad a una revista francesa a finales del pasado año, este consideraba que el mandatario ruso Vladímir Putin era “el único defensor de la civilización cristiana en que se puede confiar”.

“Cuando miro el estado actual de las cosas en el mundo, me doy cuenta de que Vladímir Putin es el único defensor de la civilización cristiana en que se puede confiar” afirmaba el presidente sirio en la entrevista.

La mayoría de los cristianos en Siria apoya al gobierno laico de Bashar al Assad.

Fue en 2014 cuando el presidente Bashar Al-Assad visitó la ciudad cristiana de Maloula coincidiendo con el día de Pascua, esta villa cristiana había sido recuperada en Abril de ese mismo año.

El Presidente sirio examinó personalmente los destrozos y actos de barbarie contra la cultura y símbolos cristianos perpetrados durante su ocupación por parte de los terroristas Takfiries que actuaban en las montañas de qalamoun y que estaban siendo desalojados en diversas operaciones realizadas por el Ejército Árabe Sirio en la región

– Una Religiosa Denunció la Crucifixión de Cristianos en Siria por los Grupos Takfiris –

Algunos cristianos que rechazaron unirse a los grupos takfiris que forman en la oposición o entregarles dinero como rescate, fueron crucificados por los militantes en Siria, denunció a los medios  una religiosa siria.

Según contó la Hermana Raguid, que estaba al frente en esos momentos de la escuela del Patriarcado Greco-católico en Damasco, “en las ciudades o pueblos que son ocupadas por los elementos extremistas armados, estos últimos dan a elegir a los cristianos entre unirse a su fe o la muerte. Algunas veces, piden también un rescate”.

“Algunos de ellos sufren el martirio de una forma extremadamente inhumana, con una terrible violencia que no tiene nombre. Si queréis ejemplos, en Maalula fueron crucificados dos jóvenes cristianos. Uno de ellos fue crucificado delante de su padre. En Abra, una ciudad industrial de la provincia de Damasco, ocurrieron hechos similares”.

Obispo Catolico de Alepo: Los cristianos sirios apoyan a Assad.

Mientras tanto el obispo católico de Alepo señaló durante su estancia en Europa a principios de este año, que la gran mayoría de los cristianos de Siria apoyarían al presidente Assad en cualesquiera futuras elecciones.

 El obispo Antoine Audo dijo que al menos un 80% de los cristianos del país votarían a Assad si él se presentaba a cualquier elección.

Hablando a los periodistas en la ciudad de Ginebra, Audo criticó la “propaganda” contra el líder sirio e insistió en que Assad ha respetado siempre los derechos de los cristianos y cuando llegaron los terroristas takfiris, apoyados por Occidente, Arabia Saudí y Turquía, los cristianos comenzaron a ser perseguidos y masacrados.

Él afirmó que el actual conflicto en Siria busca “desestabilizar la sociedad siria, donde siempre ha habido una convivencia entre cristianos y musulmanes, y transformar esta guerra en una confesional”.

El obispo añadió que otras minorías y comunidades en el país, incluyendo la mayoría de los sunníes, también apoyan a Assad y “su lucha contra los extremistas”.

Audo manifestó que diferentes grupos terroristas que luchan contra el gobierno de Damasco suponen una seria amenaza para los cristianos sirios y han obligado a cientos de miles de ellos a huir del país.

Según Audo, antes de la guerra había 1,5 millones de cristianos en Siria y ahora sólo quedan 500.000. Ellos han huido por temor a los terroristas, señaló.

En Alepo sólo quedan 40.000 cristianos de los 160.000 que había antes del inicio del conflicto y ellos “sufren un peligro día a día”.

Estos comentarios se producian en el momento en el que tenían lugar las negociaciones entre el gobierno de Damasco y la oposición apoyada desde el extranjero. La primera ronda concluyó el 3 de febrero cuando la oposición se negó a continuar las conversaciones.

El grupo de Riad, formado por varios opositores sirios de ideología wahabí y apoyados económicamente por Arabia Saudí, insistió en la remoción del poder de Assad como condición para el establecimiento de un “gobierno de transición”. Damasco rechazo de manera rotunda tal condición.

Anuncios