Sputniknews.com. Si EEUU bombardea Siria, empezaría una guerra a nivel mundial, declaró a Sputnik Kevork Almassian, periodista sirio y analista político, respecto a la suspensión de la cooperación entre Rusia y EEUU, que reaviva la posibilidad de un ataque militar a Damasco por parte de las fuerzas norteamericanas. “Empezaría una guerra a nivel mundial. No es una exageración”, aseguró el experto.

En ese sentido, Almassian considera que la supuesta suspensión de la cooperación es un “engaño”, dado que no existía una cooperación de verdad debido a los enfoques tan dispares de las partes en conflicto. “EEUU se vio forzado, creo yo, a detener la cooperación, porque sentían que estaban siendo avergonzados en frente de sus aliados, al menos en Oriente Próximo, y además se avergüenzan de que su estrategia en Siria no esté funcionando”.

El analista añadió que EEUU no está interesado en prevenir la violencia en Alepo, puesto que está satisfecho con el ‘statu quo’ en la localidad y con su apoyo al Frente al Nusra [actualmente, Frente Fatah al Sham], mientras que Rusia y el Gobierno sirio ponen el foco en liberar la ciudad cueste lo que cueste. Por su parte, Diana Johnstone, escritora especializada en política, se mostró de acuerdo con Almassian. Johnstone aseveró que el objetivo único de EEUU es tumbar al Ejecutivo independiente de Siria y poner en el poder a alguien manejado por los estadounidenses.

Sin embargo, al haber fallado, el plan se ha convertido en “simplemente destruir a Siria” y mantener la guerra por el interés de los aliados norteamericanos en la región, como Israel y Arabia Saudí.

Norteamérica está siendo derrotada en la guerra proxy, razón por la cual reflexiona sobre la necesidad de empezar una campaña de bombardeo directo contra el Ejército Sirio. Pero mientras que Almassian no cree que Obama sea capaz de tomar medidas tan drásticas, Johnstone se muestra menos optimista.

“EEUU ya ha empezado a bombardear soldados sirios, matando a más de 60, hiriendo a centenares, y diciendo ‘¡Vaya! No sabíamos que estábamos haciendo eso’, algo en lo que ninguna persona en su sano juicio puede creer. EEUU no quiere enviar fuerzas terrestres, esa es su política ahora, lo que quiere es destruir el resto del mundo desde una distancia segura”, sentenció Johnstone. Fuente: Sputniknews.

Anuncios