El país limitará la efectividad de decisiones externas, como las cuotas de refugiados, que alteren la composición de la población del país, entre otros aspectos. El anuncio coincide con la marcha de cientos de inmigrantes hacia la frontera húngara exigiendo la apertura total de fronteras.
Gaceta.es. El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, está dispuesto a plasmar en la Constitución el arrollador ‘no’ (98%) de sus ciudadanos al plan migratorio de Bruselas. ¿Cómo lo hará? Reforzando la ‘’identidad constitucional’’ para poder rechazar decisiones externas en temas sensibles.

“Lo que registraremos (en las enmiendas a la Constitución) será qué es lo que afecta a la identidad constitucional” ha explicado el ministro de Justicia, László Trócsányi, en una rueda de prensa. Trócsányi ha confirmado que la propuesta de reforma será presentada el próximo lunes al Parlamento, una medida que ya había sido anunciada por el primer ministro después del referéndum sobre la reubicación de refugiados del pasado domingo.

Aunque la participación no alcanzó el 50 por ciento requerido para su validez, Orbán argumenta que el abrumador triunfo del “no” al sistema de reparto de refugiados justifica este cambio constitucional. Sin detallar la propuesta, Trócsányi ha adelantado que el Gobierno quiere destacar la “identidad constitucional” del país y, entre otros asuntos, su derecho a rechazar una decisión externa que altere la composición de la población del país.

“El derecho comunitario no tiene primacía sobre el derecho nacional, los Tratados (de la UE) no dicen eso”, ha opinado el ministro. Trócsányi ha aludido a una decisión del Tribunal Constitucional alemán sobre la no aplicación de medidas de la UE que afecten a la integridad de Alemania. 

Orbán ya adelantó este martes que la reforma recogerá que “las personas sin derecho a la libre circulación y a la residencia solo podrán ser reubicadas mediante una decisión anterior y legal” de Hungría y a través de trámites personalizados. Otro punto que Orbán destacó y que se espera que se incluya en la enmienda, es que “se prohíbe el establecimiento (de personas) en grupo” en el país. Fuente: gaceta.es

Anuncios