Digitales. Hungría afirmó este martes que va a legislar para prohibir las “reubicaciones colectivas” de inmigrantes ilegales, después que en el referéndum del fin de semana los votantes se pronunciaran contundentemente a favor de la política del Gobierno de derecha, contraria al plan de la Unión Europea (UE).

“Ya que el 98% votó ‘No’ a la imposición para reubicar a los migrantes, el resultado del referéndum tiene que ser desarrollado como ley”, dijo a la prensa en Budapest el primer ministro, Viktor Orban, pese a que la consulta quedó invalidada por falta de quórum, según lo establecido por la legislación húngara.

Orban obtuvo la aplastante mayoría del 98,3% de los electores que fueron a votar, pero con una cuota de participación del 39,8% de los ocho millones de inscritos, el resultado de la consulta quedó invalidado.

El primer ministro, sostiene que el resultado, aún sin quórum, refleja el amplio apoyo de los electores a su política, según la cual corresponde a los húngaros “el derecho de decidir” en materia de política migratoria.

De 8,22 millones de electores, 3,22 millones dijeron ‘No’ a las cuotas de refugiados.

El lunes, Orban precisó que la prohibición se aplicará a los futuros planes de reubicación, pero no a los que ya están en marcha.

Anuncios