Digitales. El gobierno de Hungría será el primer país en tener una nueva oficina para asistir a los cristianos perseguidos en Medio Oriente y atender a los que sufren algún tipo de discriminación en Europa.

En declaraciones a ACI Prensa, el ministro húngaro de Capacidades Humanas, Zoltan Balog, explicó que “hoy el cristianismo se ha convertido en la religión más perseguida. De cinco personas que son asesinadas por motivos religiosos, cuatro son cristianos”.“En 81 países del mundo los cristianos son perseguidos y 200 millones de cristianos viven en zonas donde son discriminados. Millones de vidas de cristianos están amenazadas por los seguidores de ideologías radicales”, indicó.

En noviembre del año 2014, un reporte de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) encontró “preocupante” y que “empeoran” las condiciones de la libertad religiosa en Reino Unido, Alemania, Francia y Holanda. Uno de los tipos de persecución son las amenazas provenientes de las feministas radicales y de activistas LGBT que buscan obligar a los cristianos a realizar abortos o silenciarlos en los asuntos referidos a la moral sexual.

También algunas políticas han afectado la capacidad de los cristianos para criar a sus hijos en la fe y se han visto una gran cantidad de ataques a lugares cristianos de adoración en algunos países europeos.

-El gobierno de Hungría considera “de suma importancia” el establecimiento de una oficina especializada en la ayuda a los cristianos perseguidos-

Esta es la razón por la que el gobierno de Hungría considera “de suma importancia” el establecimiento de una oficina especializada en la ayuda a los cristianos perseguidos, en fomentar una conciencia internacional sobre su “insostenible situación” y coordinar acciones humanitarias.

La nueva oficina tendrá un presupuesto de tres millones de euros y será dirigida por Tamás Török, ex embajador de Hungría en Italia.

“Nuestro interés no sólo recae en Oriente Medio sino en las formas de discriminación y la persecución a los cristianos en todo el mundo. Por ello se espera que tengamos un ojo vigilante en las formas de persecución en las fronteras europeas”, explicó Balog.

Añadió que el gobierno “hará todo lo que está en nuestro poder para mejorar las circunstancias de los cristianos que viven en Medio Oriente” y que ayudará a controlar el mayor flujo de inmigración de Oriente Medio a Europa.

Anuncios