Digitales. El presidente de Vox ha hecho campaña en Vitoria exigiendo terminar con las ayudas a inmigrantes, que ha tildado de ser “desmedidas”, y ha criticado al “gobierno nacionalista vasco” de descuidar a aquellas personas “que han cotizado durante toda su vida”.

Abascal ha criticado que “cuando el Estado deja de lado a sus ciudadanos y favorece solo a determinados grupos”, se produce “un efecto llamada terrible”. Según Abascal, esta situación ya se produce en otros países de Europa “con una afluencia masiva de personas que no aceptan nuestra cultura y que se ha convertido en un problema gravísimo para nuestra seguridad y libertades”.

El líder de Vox ha propuesto un “nuevo modelo de ayudas sociales basado en un riguroso control del fraude y del destino de las ayudas a los que realmente lo necesitan”.

“Consideramos que las ayudas sociales deben cumplir su finalidad y no deben convertirse en un modo de vida. Debemos evitar el efecto llamada y el fomento del fraude que la mala aplicación de estas ayudas supone”, ha explicado Abascal a los medios de comunicación.

Por último, Santiago Abascal ha criticado duramente que “los inmigrantes reciban ayudas desmedidas y los ciudadanos nacionales no tengan aún, por ejemplo, ayudas para la salud dental”.

Anuncios