manibarcelonaAgencias. Convocadas por redes sociales y sin apoyo mediático, unas mil personas exhibieron este domingo banderas españolas y catalanas en contra del “Prusés”.

Un millar de personas, seiscientas según los Mossos d’Esquadra, se concentró este domingo en la plaza de España de Barcelona para defender la unidad de España y denunciar la deriva radical del proceso y su siembra de odio y división. Lo singular del caso es que la convocatoria se llevó a cabo a través de las redes sociales y mensajes de whatssap, en la más pura clandestinidad, sin que ningún medio informara de ello, ni antes ni después de la celebración.

El digital dolçacatalunya.com exhibe una fotografía del acto, frente a la plaza de toros de Las Arenas, convertida en un centro comercial. Los participantes en el inédito acto no tenían ninguna consigna más allá de la españolidad de Cataluña. Algunos criticaban a Puigdemont, del que aseguran que es más separatista que Mas, y otros a Sánchez por haber cedido cuatro senadores para que ERC y CDC puedan tener grupo propio en la Cámara Alta, según relata “e-noticies.cat“.

La concentración, dadas las circunstancias, resultó todo un éxito. Por primera vez, los contrarios a la independencia han logrado reunir a más gente que los partidarios de la separación que en mucho menor número acudieron a la plaza de San Jaime para la toma de posesión de Carles Puigdemont, el pasado martes.

Anuncios